22 noviembre 2003

Amargos por derecho propio?

Veo los dos últimos posts, veo los comments, veo la redonda y parece que todos estamos de acuerdo en que tenemos una selección amarga. Pero, ¿nadie se puso a pensar cuando fue la última vez que tuvimos una selección que de ganas de prender el televisor? La amargura de Argentina, ¿es culpa de Bielsa? ¿No será que Bielsa es el tipo idóneo para conducir a la selección justamente porque Argentina es amarga?

Hipótesis: Argentina es mas amarga que Independiente.

Demostración: En base evidencia empírica, que se exhibe a continuación

- La última vez que yo hinché por la selección fue en el mundial 94. Y no creo que sea casualidad que en ese equipo estuviera Maradona; el Diego es el único jugador de la envergadura suficiente como para contrarrestar la amargura.

- En ese mismo mundial le cortan las piernas al 10; sale del equipo y que pasa? Otra vez a la normalidad, otra vez a la mediocridad, derrotas con Bulgaria y Rumania y de vuelta a casa con una merecida rotura de culo.

- Ni hablar del resto de las actuaciones en los mundiales; la última vez que Argentina ganó un mundial fue justamente con Maradona en la cancha. Del 90 no me acuerdo tanto, pero por mas mal que juegue el equipo, estaba el 10 y la puerta abierta a alguna genialidad. Y pasando al resto de los mundiales; un desastre en 1998 con un equipo que llegó a cuartos de final pero que despuntaba amargura por todos lados; que festejó un partido horrendo contra Inglaterra en el que clasificó por penales; que repitió otra de las costumbres argentinas: goles, caños y futbol frente a los rivales mediocres; cabezazos a los rivales mas o menos buenos cuando se están comiendo un baile. Pensándolo bien, estas cosas también ayudan a alimentar el perfil de "equipo amargo"

- Y mejor no sigamos para atrás, porque antes de Maradona la selección casi que no existe, salvo por Rattin sentándose en la alfombra de la Reina en el 66. Nunca vi nada del equipo de Angelillo, Maschio y Sivori (creo que eran esos) que ganó el Sudamericano. Y el resto, exponentes de la amargura argentina. (si...se ganó un mundial en el 78...pero esa copa está enterrada en montañas de mierda)

Conclusión: Entonces el nivel del equipo no tendría que extrañarnos tanto...Los convocados están bien, son los hombres adecuados para hacerle honor a la tradición de la selección. ¿Quien nos vendió que nuestra selección tenía que ser un equipo feliz?

No hay comentarios.: